divendres, 23 de febrer de 2018

Ramon Muntaner, la vigencia de lo eterno


23 FESTIVAL BARNASANTS 2018

Ramon Muntaner, la vigencia de lo eterno

por Xavier Pintanel el 21/02/2018 
Ramon Muntaner comentaba la misma semana de su homenaje, que lleva ya más años retirado de los escenarios que los que anduvo encima de ellos. No es de extrañar entonces que, quien lo conozca, lo ubique más fácilmente como Director de la área mediterránea de la SGAE que como uno los trovadores más brillantes de la "Nova Cançó".
Un Ramon Muntaner visiblemente emocionado dirigió unas palabras al final del concierto.
© Xavier Pintanel

Y es que Muntaner unía a una voz potente y expresiva, un exquisito gusto por la selección de poemas —jamás llegó a grabar una canción con texto propio— y una sofisticada inspiración y respeto en la musicación de los mismos.

Joan Isaac, compañero de generación y —por qué no decirlo— rival en aquellos tiempos, creyó que había llegado el momento de recordar sus canciones y rendirle un merecido homenaje pues porque sí, porque no hacen falta efemérides redondas; ni afortunadamente que uno se muera para decirle que lo queremos y lo recordamos.

Isaac expuso a Pere Camps, director del BarnaSants, su propuesta y el resultado fue el concierto del pasado 10 de febrero en el Teatre Joventut de L'Hospitalet (Barcelona).

Borja PenalbaEnric HernàezSílvia ComesJoan IsaacRusó SalaTúrnez & SeséCosesEduard IniestaRoger MasGemma Humet y Joan Manuel Serrat —citados por orden de aparición— acompañados por Antoni-Olaf Sabater (piano y teclados), Josep Traver (guitarra), Jordi Camp (bajo) y Lluís Ribalta (batería) —la banda habitual de Isaac—, cedieron protagonismo y honores a mayor gloria de un material sensible que nuestra frágil memoria ha situado prácticamente en el olvido.

Respetando en la medida de lo posible los arreglos originales —muestra de humildad y respeto por parte de los organizadores por un lado y de la enorme vigencia y modernidad de las canciones por otro— y sin innecesarios discursos que verbalizaran aquello que ya resultara obvio con la sola presencia de los invitados; Joan Isaac construyó un guion con ritmo, sin pausas, milimetrado; un espectáculo elegante, sin concesión a la lagrimita fácil en donde se mostraron principalmente las canciones de la primera época de Muntaner —14 de las 17 canciones interpretadas pertenecían a sus tres primeros LP y a su primer single— y que culminó con La Plaça del Diamant interpretada por dos representantes de dos generaciones muy separadas en el tiempo como son Gemma Humet y Joan Manuel Serrat; este último —y es lamentable que sea necesario decirlo— recibido y despedido con grandes ovaciones.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada